Pabellón español

en la Expo de Shangai 2010

 

El día 1 de mayo del año 2010 se dio comienzo a la exposición Universal Shanghái, siendo uno de los grandes eventos que se ha desarrollado para la historia.  Se esperaron más de 65 millones de visitantes para los seis meses de duración de la exposición, en el cual fueron validas 535 hectáreas para este gran evento.  Más de 230 países confirmaron su participación, con una convocación que tuvo como lema “Mejor Ciudad, Mejor Vida”, de las cuales se recibieron soluciones a los retos que plantean las megalópolis y el crecimiento urbano del presente siglo imposible de frenar.

Para la realización del proyecto para el pabellón de España, se organizó un concurso  público de proyectos de los cuales se recibieron 18 proyectos, de estos el proyecto que tuvo mas acogida por su impacto y proyección internacional fue Miralles Tagliabue el cual ganó.  El edificio para este proyecto se basó en materiales naturales contando con el mimbre como principal elemento de revestimiento, el cual construyó una estructura tejidas a mano con estructuras de acero en su interior, a la cual algunos la bautizaron como “La Canasta”.

Este pabellón Español se vistió con más de 8000 paneles de mimbre color beige, marrón y negro, y fue este material dado que el mimbre tejido es un material de tradición en España y China y tal pabellón fue como un puente  que conecta las dos naciones.  El título dado al Pabellón Español fue “Desde la Ciudad de Nuestros Padres a la Ciudad de Nuestros Hijos”, diseñada por Benedetta, con un área de alrededor de 6000 metros cuadrados, ubicada en la zona C del recinto de la Expo.

El pabellón contó de tres salas de exposiciones que llevó a los visitantes a una visita a través del tiempo y el espacio del desarrollo de las ciudades de España.  Además se convirtió en un cabaret gastronómico, ofreciendo a los visitantes todas las noches especialidades auténticas gastronómicas, eventos culturales como las pompas de jabón, el baile flamenco, música latina y española. 

 

Pabellón español

en la Expo de Shangai 2010

 

El día 1 de mayo del año 2010 se dio comienzo a la exposición Universal Shanghái, siendo uno de los grandes eventos que se ha desarrollado para la historia.  Se esperaron más de 65 millones de visitantes para los seis meses de duración de la exposición, en el cual fueron validas 535 hectáreas para este gran evento.  Más de 230 países confirmaron su participación, con una convocación que tuvo como lema “Mejor Ciudad, Mejor Vida”, de las cuales se recibieron soluciones a los retos que plantean las megalópolis y el crecimiento urbano del presente siglo imposible de frenar.

Para la realización del proyecto para el pabellón de España, se organizó un concurso  público de proyectos de los cuales se recibieron 18 proyectos, de estos el proyecto que tuvo mas acogida por su impacto y proyección internacional fue Miralles Tagliabue el cual ganó.  El edificio para este proyecto se basó en materiales naturales contando con el mimbre como principal elemento de revestimiento, el cual construyó una estructura tejidas a mano con estructuras de acero en su interior, a la cual algunos la bautizaron como “La Canasta”.

Este pabellón Español se vistió con más de 8000 paneles de mimbre color beige, marrón y negro, y fue este material dado que el mimbre tejido es un material de tradición en España y China y tal pabellón fue como un puente  que conecta las dos naciones.  El título dado al Pabellón Español fue “Desde la Ciudad de Nuestros Padres a la Ciudad de Nuestros Hijos”, diseñada por Benedetta, con un área de alrededor de 6000 metros cuadrados, ubicada en la zona C del recinto de la Expo.

El pabellón contó de tres salas de exposiciones que llevó a los visitantes a una visita a través del tiempo y el espacio del desarrollo de las ciudades de España.  Además se convirtió en un cabaret gastronómico, ofreciendo a los visitantes todas las noches especialidades auténticas gastronómicas, eventos culturales como las pompas de jabón, el baile flamenco, música latina y española.